dsc_0121252.jpg

Como en todas las canchas la gloriosa y radikal Banda del Basurero llego en gran cantidad al recinto del Rímac y dejo la garganta en el cemento por más de 90 minutos.  Llegaron sin ningún problema, ingresaron cantando, recibieron al equipo como en cada fecha, con esa alegría y ese fervor de hinchas que  llevan la franja en el pecho.

Desde la cancha fuimos testigos del aliento incondicional de la Banda en todo el partido,  el grito de gol remeció el estadio, el grito de aquellos guerreros que esperaban con ansias este partido, aquellos que fecha a fecha dejan todo por ver al Muni.

Desde este rincón felicitamos a La Banda del Basurero, a los sueltos, a las familias por dedicar parte de su vida en alentar a la Franja Roja. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.