La situación del Muni es complicada y todos debemos apoyar. Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

La situación del Muni es complicada y todos debemos apoyar. Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

Este fin de semana, tuvimos acceso a información referida al tema económico de la institución, y en realidad, si la situación deportiva es difícil, la económica la es aún más.

En cifras gruesas, el club tiene cuentas por pagar que ascienden a 480 mil dólares, monto que incluye la deuda con plantel 2007 y los 32 juicios en Cámara de Conciliación y Disputas ascendente a 210 mil dólares.

Además, cumplir con los laudos arbitrales de tres ex-jugadores de 2007 por 32 mil dólares. Además, el pago de 31 mil dólares por el juicio de Alfonso Dulanto de 1998) y 32 mil dólares del juicio del ex dirigente Ángel Figueroa de 1997, así como otras por 30 mil dólares.

Según nos han comentado, a la fecha se ha inyectado aproximadamente 94 mil dólares, que inicialmente iban a ser considerados como inversión, pero que finalmente han ingresado como préstamo al club.

En la asamblea extraordinaria de socios del 26 de marzo pasado se aprobó, de manera unánime, que la Directiva podía suscribir un de gerenciamiento, para que un grupo de inversores administraran el plano económico-financiero de la institución, y pudieran inyectar dinero fresco a la institución.

Pero, desafortunadamente, el contrato de Management no pudo ser implantado en su totalidad, y no ingresó el dinero para de refuerzos. La razón, hubo directivos que se opusieron a esto. ¿Sus razones? Se las preguntaremos próximamente.

Así, el monto ingresado fue destinado a la contratación de jugadores y los adelantos a cuenta; asimismo en los suelos de abril y mayo del plantel deportivo, la administración del club y los gastos operativos, que incluye rubros como pre-temporada, encuentros de local, concentraciones, compra de medicinas, atención médica, etc.

Además, gastos administrativos como el alquiler de la sede social, servicios de agua, luz, teléfono, e internet, entre otros.

También en gastos legales, es decir, los honorarios de abogados, gastos notariales, gastos registrales, gastos judiciales, elaboración de estrategias y otros, para enfrentar los procesos laborales en curso.

Así mismo para el pago parcial de deudas, en otras palabras, los laudos arbitrales a favor de ex-jugadores; pago de deudas de gestión anterior (IPD, ADFP 1era, ADFP 2da, etc.) y pago de multas por deudas a ex-jugadores de las campañas 2007 y 2008

El partido por la supervivencia del club se vive fuera de las canchas y es un partido en verdad difícil, costoso y agotador.

LOS LOCOS DE SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.