Francisco Gonzales, presidente de Segunda. Foto: Internet

Francisco Gonzales, presidente de Segunda. Foto: Internet

La guerra está declarada. Ayer, la directiva de la , encabezada Francisco Gonzáles Dávila, «declarado Enemigo Público Número 1 de la institución, intentó modificar el estatuto del ascenso con el único objetivo de tener las armas legales para sacar de la categoría al Municipal.

conocieron por varias fuentes consultadas de la infamia que pretendieron imponer anoche.

Ayer, tras innumerables convocatorias, se llamó nuevamente a una asamblea extraordinaria y al encontrarse presente los representantes de los doce clubes de la Segunda, incluyendo al propietario de Coopsol, Fredy Ames, se puso en agenda una controvertida modificatoria estatutaria.

Así, se propuso como modificación que todo club que trasgreda los acuerdos o convenios suscritos por la Segunda División con terceros, en este caso cable mágico, debía ser sancionado a la fecha siguiente con la pérdida de puntos, tres específicamente, el otorgamiento de los mismos al rival y declarar el W.O., y como bien se sabe, con dos W.O, perdemos la categoría.

Además, una multa de tres Unidad Impositivas Tributarias (UIT). Como sabemos, cada UIT equivale a 3,550 soles, con lo cual, estamos hablando de una multa de 10,650 soles.

Estos “archienemigos” del “” pensaron que la batalla la tenían ganada. Pese a las objeciones del delegado del club, Eduardo Osterling, quien sustentó la posición edil, Gonzáles y sus seguidores pusieron a votación la modificatoria.

Necesitaban 10 votos para ganar. Uno a uno fueron votando, y una gran sonrisa se dibujaba en el rostro de estos personajes. ¡Qué asco!.

Pero, se impuso la justicia. Ellos lograron nueve votos; Municipal sufragó en contra y dignamente, los delegados del Sport Águila de Huancayo y La Peña Sporting, se abstuvieron.

La sonrisa se tradujo en ira. Gracias a los delegados de estos dos clubes, el atropello contra el rebelde Municipal no prosperó.

Hoy conversamos con el delegado del club y nos ratificó todo lo mencionado y agregó. “Esta es una guerra declarada, ayer pretendieron sacarnos del torneo para evitar mayores inconvenientes con el tema de la televisión. Pero no pudieron”, agregó.

El asunto de fondo, como lo pueden apreciar, es el lesivo convenio suscrito por Gonzáles y sus seguidores con cable mágico; y la rebeldía edil de hacer respetar un acuerdo suscrito con Direct Tv, mucho antes del que tiene la Segunda.

LOS LOCOS DE SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.