Giovanny Rocío, ex presidente de la Comisión de Fútbol del Deportivo Municipal. Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

Giovanny Rocío, ex presidente de la Comisión de Fútbol del . Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

Sin pelos en la lengua, Giovanny Rocío, ex presidente de la Comisión de Fútbol del Deportivo Municipal responde a LOS LOCOS DE SIEMPRE, y expresa su posición sobre la debacle del 2009.

De forma frontal, enumera algunos de los problemas que originaron esta pésima campaña, y también reconoce que, desde su posición, es momento de dar un paso al costado para que otros asuman el reto. “Y así como fui parte del éxito, ahora somos parte del fracaso”, sentencia.

¿Cuál es el balance que realizas del 2009 como ex presidente de la Comisión de Futbol?

Félix, nos conocemos desde que yo tenía 12 años, y sabes el infinito amor que tengo al Deportivo Municipal, y antes de hacer un balance, creo que es oportuno recordar que ingrese a la Comisión de Futbol del club el 2005 con el ingreso del profesor Juan José Tan.

Luego la historia es conocida. A comienzos de este año, me buscaron y lamentablemente manifesté que no podía ser parte de esta nueva historia del Municipal, por un sin número de obligaciones laborales.

Nuestro recordado amigo Luchito Seminario me pidió que apoye siendo parte de la lista y accedí, dejando en claro que pediría licencia el primer día, sin perjuicio de que apoyaría.

¿Cuándo asumiste una real en la actual directiva?

Fue ad portas de la octava fecha, en momentos en que nos encontrábamos a 7 puntos del penúltimo lugar.

En ese momento, ¿qué medidas se adoptaron?

Aporté para la contratación del profesor Rufino Bernales, de Rubén Díaz, y otros más. Se dieron, asimismo, otras medidas correctivas, y las cosas comenzaron a mejorar.

No olvidemos que se comenzó a ganar puntos, inclusive logramos revertir la diferencia de 7 puntos que teníamos abajo, pero lamentablemente, todo se vio truncado por el aspecto económico.

Desde tu punto de vista, ¿por qué descendimos?

Nuestra Junta Directiva estaba llena de gente de buenas intenciones, pero lamentablemente ninguno tenía la capacidad económica, y tomar un club destrozado desde varios puntos de vista, era obligatorio tener un plan de acción, pero ese plan no existió.

Había una Junta Directiva partida. Algunos no se podían ni ver y mucho menos conversar. Otros se sentían aislados, y se discutían cosas que realmente no eran importantes.

Situación realmente difícil…

¿Cómo puedes tratar de construir?, si todo está destruido. Lo único que pedimos era hacer fuerza y salvar la situación, pero eso tampoco se pudo lograr.
 
A esto se suma la ausencia de todos los directivos, el desamparo reinó, la falta de credibilidad ante los jugadores, y los esfuerzos aislados no dieron fruto.

Pero, debemos reconocer que se hizo un último esfuerzo tratando de convocar a otras personas…

En mi desesperación busqué la ayuda de ex presidentes y algunos y debo rescatar el compromiso de , Moisés Ackerman, Eduardo Castellanos, Jose Marcello Allemant, quienes apoyaron con premios, pero lamentablemente no fue suficiente.

Al evaluar lo sucedido, muchos pensamos que nos falto peso dirigencial
 
Claro y quizás eso fue de lo que más adolecimos. El buen Eduardo Osterling batalló solo en la Segunda, pues se daba la vuelta, y todos estaban en contra de Municipal, sobre todo el parásito de Francisco Gonzales, quien le había declarado la guerra al Municipal.

Lamentablemente no hubo gente atrás, personas que tuvieran un recorrido en el fútbol, o alguien con peso en otras condiciones.

¿Aun se le debe a los jugadores?

Esa es una pregunta que deberías planteársela al presidente y al tesorero, ellos tienen la voz oficial. Pero, sí se debe y en los balances debe figurar cuánto entró y cuánto salió.
 
¿Es cierto que renunciaste tras la pérdida de la categoría?

Con lágrimas en los ojos y con mi conciencia tranquila, pues traté de apoyar y mi único compromiso era con mi pasión y amor a una camiseta.

Opté por renunciar irrevocablemente, porque creí que habíamos todos cumplido un ciclo, yo no vuelvo a ser dirigente en 10, en 100 años o quizás nunca más, porque así como fui parte del éxito, ahora somos parte del fracaso, y deben ser otros los actores que saquen esto adelante.

¿Y otros directivos siguieron tu ejemplo?
 
No lo sé, cada quien responde con su conciencia y sus actos, pero desde mi humilde punto de vista, aferrarse a un cargo bajo la premisa del fracaso, no es lo más optimo. Creo que todos deben rendir cuentas y renunciar.

¿Por qué se ha sancionado a ex directivos?

Es de lo más estúpido, a excepción del repudiado de (Carlos) Silvestre, que para mí, está bien sancionado. Ex socios como César Rodrúguez Recarte, Alberto Borda y otros, ayudaron a pesar de estar suspendidos, entonces que logica tiene sancionarlos.

Ese ánimo revanchista le ha hecho daño al Municipal, somos tan pocos que pelearnos entre nosotros linda con la estupidez.

¿Qué futuro crees que le espera a nuestro Muni?

Si no hay cambios radicales, el panorama es más que sombrío.

¿Qué reflexión te deja todo esto?
 
Que el día que exista alguien que pueda convocar a todos, ese alguien podrá ir en búsqueda de una nueva realidad para el Muni, de otra forma será imposible.

Se habla que una Sociedad Anónima sería la solución, pero yo me pregunto: ¿quiénes serán los socios de esa Sociedad Anónima?, las cosas van más allá.

Por el Municipal han pasado millones de dólares, y ni siquiera tenemos una sede. Nos encontramos en el momento más difícil de nuestra historia. En parte es castigo por la Mezquindad con la que tratamos a Manuel Soavi en un determinado momento, optando por un advenedizo, quizás hoy la historia seria diferente.

Gracias por la , Giovanny…

Félix, si he salido es porque era justo decir mi verdad, y quizás para que los demás directivos actuales den paso a nueva gente.

LOS LOCOS DE SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.