Foto de la crónica publicada por el diario La República

 

El diario La República, en la Revista Domingo, del 29 de abril, publicó un interesante artículo a la realidad del Deportivo Municipal. Nuestro amigo, el periodista Raúl Mendoza, escribió una interesante crónica titulada “El Retorno de la Franja”, que por su interés reproducimos a continuación.

 

Por Raúl Mendoza

 

Desde que perdió la categoría en el 2007, el Club Deportivo Municipal siguió cayendo hasta terminar jugando en una liga distrital. Este año sus jugadores están decididos a lograr su pase a la etapa final de la Copa Perú y tentar el retorno a la Primera División. Domingo acudió a dos de sus últimos partidos y comprobó que el equipo atraviesa un buen momento y mantiene una hinchada fiel que lo sigue a donde juega.

 

Cada sábado una hinchada fiel, sufrida, esperanzada, acompaña al Deportivo Municipal, esperando que este año sí, de todas maneras, el equipo llegue a  Primera División. Después de tanta historia el ‘Muni’ juega ahora en la Liga distrital de Breña y, a pesar de todo, cada fin de semana convoca mínimo mil personas por partido y muchas veces el triple de esa cifra. Un arrastre que ningún equipo de esta instancia podría siquiera soñar. La Banda del Basurero, su barra combativa, los acompaña a donde vayan: “Dale acadeeé, dale acadeeé, la academia, la acadeeé…”, cantan siempre al inicio de cada partido, recordando uno de los nombres legendarios del equipo. La gente llega con sus hijos, con sus camisetas de la franja, sus bufandas, sus viseras y alientan como si el equipo jamás hubiera perdido la categoría.

 

Cuando el silbato marca el inicio del partido, puede verse que este ‘Muni’ es un once rápido, atildado, goleador. En la tribuna la gente comenta las incidencias del partido, putea por las decisiones del árbitro o los goles perdidos, y disfruta cada una de las anotaciones.

 

Es sábado y este encuentro se juega en el estadio del colegio Mariano Melgar de Breña. Noventa minutos más tarde el resultado es 6 a 0, a pesar de que el ‘Muni’ ha jugado con un equipo alterno. Es una de sus muchas goleadas esta temporada, en la que ha sido inmensamente superior a sus rivales. En la primera fecha goleaba 9 a 0 a Deportivo Torino hasta los dos minutos del segundo tiempo, y el rival decidió no seguir jugando. Después le ganó 11 a 0 a Defensor Lima y hace tres semanas aplastó 17 a 0 al Fedel Perú en Santa Clara. En otras fechas ganó por menos goles, pero los triunfos nunca han estado en peligro. Está invicto después de nueve partidos.

 

Los hinchas gozan con el buen paso del equipo. Muchos jóvenes, adultos y niños van a los partidos, pero nunca faltan los ‘muchachones’ base seis o siete, que se enamoraron de ‘la franja’ desde que los comandaba Tito Drago. “Soy hincha hace 50 años cuando me regalaron un afiche de Drago. Nunca los he visto campeonar, pero es lo de menos. Mi esposa se hizo seguidora porque siempre la llevaba al estadio”, cuenta Armando Díaz, mientras abraza a su señora. Ella más bien recuerda al ‘Cholo’ Sotil, el otro ídolo histórico del club. “Lo agarraban a patadas cuando llevaba la pelota, y no se caía. Yo me hice más hincha por el Cholo”, explica. La barra, fiel y sufrida, paga ocho soles cada semana para ver jugar al ‘Muni’. Como dicen en sus canciones, siguen al equipo a todas partes y nunca dejan de alentar.

 

Por ti, Municipal

 

Este Deportivo Municipal, aguerrido y goleador, es fruto del esfuerzo de un grupo de socios que constituyó la empresa AKD y se hizo cargo del equipo desde el 2010. Para empezar debió sanear las deudas del club que se arrastraban desde el 2007. La directiva de entonces no pagó a los jugadores y estos demandaron al ‘Muni’ ante la Agremiación de Futbolistas. El club estaba prácticamente quebrado, pero AKD llegó a un acuerdo para fraccionar la deuda en 60 meses y ahora está pagando. “Es para evitar problemas como la pérdida de puntos y empezar a hacer un trabajo serio. Eso permite al equipo jugar con tranquilidad”, explica Javier Norabuena, gerente de la empresa.

 

El año pasado el Municipal campeonó en la Liga del Cercado, pero fue eliminado en la etapa provincial de Copa Perú. “Fue una sorpresa, pero esperamos que ahora no ocurra”, dice Norabuena. Este año, el objetivo es llegar a la final de ese torneo y conseguir el ascenso a Primera División. Como parte del proyecto se contrató en diciembre al entrenador Tito Chumpitaz y se le dio las facilidades para armar un equipo que jugara bien. El club se maneja con seriedad: tienen cancha de entrenamiento, implementos deportivos, sesiones de gimnasio, revisiones médicas y pagan la planilla a tiempo. Eso hace la diferencia con el nivel amateur de los rivales.

 

Tito Chumpitaz cuenta que ha “armado un equipo joven, con cierta experiencia y además no muy caro”, mientras conversamos al final de una práctica en el Club Okinawense de Ate. La apuesta ha dado resultado: el grupo juega rápido, hace goles, tiene mística y confía en lograr el ascenso. Algunos referentes del equipo son el back centro Víctor Cartagena, ex jugador de Sport Áncash; el capitán Héctor Díaz; los volantes Carlos Baldo y Edson Chacaliaza; los delanteros Ray Espinoza y Josimar Pacheco. “Ya hemos asegurado nuestro pase al Interligas, el reto son los partidos que vienen. Las próximas instancias serán más competitivas, pero confiamos en el grupo”, dice Cartagena. Llegar a Primera es el sueño de Chumpitaz. Si no lo logra quiere dejar el equipo lo más cerca posible de esa posibilidad.

 

En el ‘Muni’ hay juveniles, pero también gente que ha jugado en segunda o en la Copa Perú. Es seguro que el Municipal será campeón de la Liga de Breña, pero el camino al ascenso es largo. Deberá jugar el Interligas –con todos los ganadores de las ligas de Lima–, después la provincial, la departamental y regional de la Copa Perú y finalmente llegar a la instancia final de ese torneo. “El campeón de la Copa Perú sube a primera y el subcampeón va a Segunda Profesional”, explica Norabuena. Ese camino –si se supera cada etapa– culmina en diciembre próximo. Para los jugadores del ‘Muni’ ese es el reto del año. La Liga de Breña ha sido un poco el calentamiento para los partidos que vienen.

 

Rumbo a Primera

 

A pesar de que el Deportivo Municipal hoy juega en una liga distrital, su hinchada nunca le falla. Hace dos semanas unas mil personas acudieron a verlos ganar 2 a 0 al Defensor Estudiantil en el estadio Manuel Bonilla de Miraflores. No es una gran cifra pero, considerando el momento actual, es importante. A otros partidos han acudido dos mil hinchas o más. “No importa que esté jugando en amateur. El ‘Muni’ siempre será un gran club”, dice Luis Viscarra, un jubilado de 70 años, llegado desde Barrios Altos. A los hinchas no les importa qué tan lejos juegue el ‘Muni’: fueron hasta Santa Clara en una fecha anterior y hasta acompañan los entrenamientos y partidos amistosos.

 

La legendaria historia del ‘Muni’, los muchos cracks que salieron de sus equipos, justifican la fanaticada. Además de ‘Los tres gatitos’ y Sotil hubo ídolos como Héctor Chumpitaz, Germán Leguía, Franco Navarro, Eduardo Malásquez, y más recientemente ‘Ñol’ Solano o los hermanos José y Jorge Soto. “Por esa larga y brillante historia, estamos comprometidos como hinchas en llevar al Muni a Primera División”, explica Javier Norabuena, de AKD. Los hinchas colaboran con el club cada vez que pagan su entrada, compran una rifa para el sorteo de una camiseta o se llevan algo del ‘merchandising’ que se vende en cada partido. La hinchada apoya incluso a través de Internet: la página ‘Los Locos de Siempre’ da resultados de los partidos e informa sobre el club.

 

A diferencia de los sueldos que se pagan en la Primera División, a nivel de liga distrital los sueldos en promedio están entre los 2 y 3 mil soles. Aun así es un esfuerzo grande el que hace el club para tentar el regreso a la división profesional. Ahora que ya han asegurado el pase al Interligas la dirigencia del Deportivo Municipal se proyecta: quizá deban reforzarse con tres o cuatro jugadores para afrontar las futuras etapas de la Copa Perú. “Estamos viendo nombres: quizá un defensa, un volante y un delantero. Si vienen otros jugadores tienen que hacer la diferencia”, dice Norabuena. Quizá a fin de año el ‘Muni’ pueda decir que cumplió el objetivo: llegar a Primera, volver a reescribir su gloriosa historia y seguir gritando “Dale acadeeé, dale acadeeé”.

 

El descenso del ‘muni’

 

La última vez que Deportivo Municipal estuvo en Primera División fue el año 2007, en que bajó por haber quedado en zona de descenso. Antes de eso, en 1967 descendió por la misma razón. Y lo mismo ocurrió en el descentralizado del año 2000 en que ocupó los últimos lugares en la tabla.

 

Entre el 2001 y 2005 jugó en Segunda División sin ascender, algo que recién consiguió el 2006. Pero nuevamente el 2007 perdió la categoría. El 2009 quedó en el decimosegundo lugar de la Segunda División, por lo que descendió a la etapa regional de la Copa Perú. El 2010 descendió a la etapa distrital y jugó en la Liga del Cercado. En esta consiguió el campeonato, pero no logró avanzar en la Copa Perú.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.