000_gatitos.jpg

Don Máximo ‘Vides’ Mosquera Zegarra, máximo ídolo del Deportivo Municipal, cumple hoy 90 años. Por este motivo, les presentamos la conversación que sostuvo con la revista de en 2007, en la cual habla de su pasión por el fútbol y por la Academia. La entrevista fue realizada por nuestro amigo Erik Rodríguez.

¿Cómo llega al equipo de la Franja?
-Llego al Municipal a comienzos del 40 y quien me lleva a esta querida institución fue el extraordinario Luis ‘Caricho’ Guzmán. Primero estuve en infantiles, juveniles y la reserva. De ahí pasé al equipo principal.

¿Y cómo fueron esos años en menores?
-Sin lugar a dudas había un trabajo extraordinario, la camaradería y competencia entre jugadores era tremenda, y eso que teníamos poco apoyo y muchas veces cada uno se costeaba los zapatos de fútbol, pasajes. Habían compañeros que regresaban a sus casas hasta caminando; en ese momento, de mi parte, empezó a nacer el cariño por la Franja.

¿Cuándo fue su debut con camiseta edil?
-Fue en el año 43 y tenía 18 años. Recuerdo que se lesionó un puntero y el “Mago” Valdiviezo me confirmó que arrancaba; no desaproveché esa oportunidad y ese día anoté dos tantos y de ahí seguí alternando en varios partidos; recuerda que en esa época no había cambios y el que arrancaba tenía que jugarse un gran partido.

Ese año salimos campeones… 
-Efectivamente esa temporada obtuvimos el título con un plantel muy competitivo y una defensa muy sólida; y con un medio sector hacia arriba que la verdad avasallaba a cualquier equipo; no solo con goles sino también con un fútbol vistoso y mágico. 

¿Quién junta a los Tres Gatitos?

-Los delanteros titulares en ese momento eran Tito Drago, Roberto Morales, ‘Caricho’ Guzmán, Leopoldo Quiñónez y Magán; los dos últimos se fueron a México y el «Mago» Valdivieso, en un partido amistoso, nos juntó a Tito, Caricho y mi persona. Luego de esa tarde llegarían tardes memorables para toda la afición y un cronista nos pone el apelativo de ‘Los Tres Gatitos’ luego de un sensacional partido frente Alianza.

¿Cuán mágico era el fútbol junto a Tito Drago y ‘Caricho’Guzmán?
-Realmente hablábamos el mismo idioma. Todo el mundo se quedaba sorprendido de lo que hacíamos en el verde, nos conocíamos y nos comprendíamos a la perfección tanto así que el fútbol se convertía en espectáculo. Ahora mucha gente habla de que en esa época no había marca y es un grave error. A nosotros nos hacían marca individual y habían defensas que la más baja te la daban por el cuello, pero el que contaba con buena técnica salía airoso casi siempre.

¿Municipal era un espectáculo?
-Sin lugar a dudas. En fiestas patrias y feriados siempre nos íbamos a provincia: Talara, Piura, Chiclayo, Ica, Arequipa, la Sierra Central y la Selva. Todos los estadios eran a casa llena. Defendiendo los colores de Municipal nunca jugué con poco público. La motivación era distinta, por eso siempre dije que Municipal tiene hinchas en todo el Perú.

Y a nivel internacional…
La Academia siempre sacó la cara por el Perú. En un torneo de verano llegó Botafogo, campeón de Brasil y en sus filas se encontraba Didí, Zagalo, Garrincha y le metimos 5 a 0. No te imaginas el baile que les dimos y para muchos fue uno de los mejores partidos de esa época. Luego llegó el Racing de Pizzutti y lo pasamos por encima. Cuando jugaba Municipal el espectáculo ya estaba garantizado 

www..com