Segunda decepción. Deportivo Municipal fue goleado 5-1 por Real Garcilaso en el Cusco y hasta ahora no muestra un funcionamiento como equipo.

Los ediles fueron superados por sus propios errores en salida, la completa descoordinación de la zaga central y la ineficiencia en la elaboración ofensiva.

Muni no funciona y las individualidades no pueden solas. Los intentos de Lavandeira y de Manzaneda por generar no encuentran respuesta ni arriba, con un José Carlos Fernández sin opciones de gol y una defensa donde se extraña al colombiano Álvarez.

Pero, tampoco olvidemos que, cuando Muni iba 2-0 abajo, el árbitro Seminario inventó un penal que terminó definiendo el partido.

Dos partidos y 8 goles en contra. Hay mucho por mejorar y que este fin de semana sirva para poner las barbas en remojo.

LOSLOCOSDESIEMPRE