Partido suspendido debe ser reprogramado

Partido suspendido debe ser reprogramado

El delegado del Club Deportivo Municipal, Eduardo Osterling, sustentó ayer la defensa del club respecto a la suspensión del partido del pasado sábado frente al Hijos de Acosvinchos, ante la Comisión de Justicia de la Segunda División.

El delegado edil hizo ver a la Comisión de Justicia la “barbaridad” que cometió el comisario de ese encuentro, Félix Manrique Huamán, al buscar como excusa el tema de la seguridad para justificar la suspensión del partido, cuando el tema central era la disputa de los derechos de transmisión entre DIRECT TV y cable mágico.

Indicó que se arguye que el Muni no cumplió con presentar los permisos correspondientes respecto a la organización del espectáculo, cuando dicha ley es “ley muerta” por parte de la Segunda División, puesto que se exige la aprobación de la Prefectura, cuando esa instancia estatal ya no existe en el país.

El Deportivo Municipal se acercó a la dependencia de Gobierno Interior, parte del Ministerio del Interior, y en ese lugar se acreditó que no les correspondía emitir ninguna autorización.

Además, el delegado dejó en claro que en el partido de la segunda fecha contra La Peña, que también se jugó en Miraflores, el comisario de la Segunda no planteó ninguna objeción, pese a ser una situación similar, y lo que es peor, de haber existido alguna omisión, correspondía a la Segunda remitir un documento al club fijando eventuales deficiencias, situación que no ocurrió.

La situación es tal que la ley 26830, que invoca la Segunda, Ley de Seguridad y Tranquilidad Pública en Espectáculos Deportivos, señala en su tercera disposición transitoria que “en los boletos y entradas de los espectáculos deportivos en toda sus disciplinas, se hará mención que los actos de violencia serán sancionados conforme lo dispone el Código Penal y la presente ley”.

Pero, el único club que cumple con publicar el contenido de este dispositivo es el Deportivo Municipal, y la Segunda no objeta el olvido por parte de otras instituciones, a pesar que es la propia Segunda División la que imprime los mismos.

De qué estamos hablando. La Dirigencia de la Segunda exige una parte de la ley, y no otra. Las leyes están hechas para cumplirse en su integridad. Nos preguntamos, ¿qué es lo que realmente pasa? La respuesta es obvia. El problema son los derechos de transmisión.

En esta sesión, Eduardo Osterling dejó en claro que Municipal tiene un contrato con DIRECT TV mucho antes que la Segunda con Cable Mágico. Ellos lo firmaron en marzo del 2007 y Deportivo Municipal en enero del mismo año.Entonces, ¿qué se aplica?.

Municipal ha solicitado mediante carta simple y notarial conocer el tenor del contrato suscrito por la Segunda y Cable Mágico, pero a la fecha, no ha recibido copia ni conoce el contenido del mismo, pese a ser una institución asociada a la Segunda.

Volviendo al tema de la seguridad, al comisario según su reglamento –elaborado por la Federación Peruana de Fútbol- le corresponde sólo coordinar el tema de la seguridad con la Policía Nacional para dentro y fuera del estadio, no le competía opinar sobre la disputa comercial de los derechos de TV.

Ahora, queda esperar que la Comisión de Justicia reprograme el encuentro. Todos estaremos atentos a lo que suceda, y dispuestos a salir a defender los derechos del Municipal.

LOS LOCOS DE SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.