Tras ser derrotados en la votación para cambiar el estatuto de la Segunda División, que buscaba atentar contra el , la Junta Directiva del ascenso montó en ira, y pretendió vengarse, y no validar la programación del partido con el Idunsa.

Cual “tinterillos” sacaron a relucir una deuda del club del 2008, por pago a árbitros, y otros; y señalaron que si el “Muni” no cancela este adeudo que bordea los 8 mil soles, el encuentro no sería programado.

Municipal tiempo atrás solicitó formalmente a la directiva de la Segunda División poder realizar un pago prorrateado de dichos adeudos, pero ellos jamás respondieron.

Pero, tomaron venganza, luego de irse al tacho su modificatoria de estatuto. Sin embargo, en horas de la noche de ayer, dieron marcha atrás y programaron el encuentro.

Recuerdan que hablamos sobre la existencia de un complot contra el club, y con este hecho creemos, queda claramente comprobado.

La guerra está declarada, ante ello, pedimos a la Comunidad edil estar atenta contra un nuevo atropello contra la institución que, con esfuerzo, está empezando a salir del foso en el plano deportivo.

LOS LOCOS DE SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.