Iván Sopegno, ex arquero del Deportivo Municipal. Foto: Cortesía Iván Sopegno

Iván Sopegno, ex arquero del Deportivo Municipal. Foto: Cortesía Iván Sopegno

 (Guatemala/LOS LOCOS DE SIEMPRE) Lo andábamos buscando y lo ubicamos Guatemala. Iván Franco Sopegno, ex golero del Deportivo Municipal en 1990. Jugó solo un año, pero guarda dentro de sí, ese sentimiento que nace cuando uno se pone la Franja Roja en el pecho.

Se acordaba de todo de su paso por el Perú, del equipo que integró, y de esa hinchada que jamás olvidará. Quiso volver, pero la dirigencia no cumplió lo ofrecido y tuvo que emigrar a Centroamérica, y qué casualidad, a tapar por el Municipal de Guatemala.

Hoy, Iván dirige la Sub-20 del Comunicaciones de ese país, y se dio un tiempo para responder nuestra llamada.

Dirigiendo a su actual equipo. Foto: Cortesía diario Prensa Libre

Hola, Iván, qué fue de tu vida. Estuvimos buscándote desde meses atrás para hablar contigo, incluso, supimos que fuiste secuestrado…

¿Cómo están? Bueno, vivo ya años aquí en Guatemala, tengo una familia aquí, y sigo vinculado al fútbol; y es cierto, pase un mal momento recientemente con eso del secuestro, algo que no quiero recordar.

Han transcurrido ya 20 años de tu paso por la Academia…

Cierto, tuve la suerte de trabajar en el Perú. Conocer linda gente sobre todo la del “Muni”. Sabes, yo guardo muy gratos recuerdos de mi paso por Lima.

¿Qué hiciste después de jugar por el Muni?

Jugué tres años más en Guatemala y uno en Argentina, me retiré en Argentinos de Rosario. Luego estudié para técnico y retorné a Centroamérica, donde actualmente me encuentro, trabajando para el Comunicaciones de este lindo país.

Recuerdas, ¿cómo te animaste a venir al Perú?

Yo estaba jugando en un club del ascenso, Cipolletti de Río Negro, y el empresario Sergio Misaglia me propuso ir al Cienciano en 1989. Ahí jugué unos meses.

Pero, al año siguiente, surge la propuesta del Deportivo Municipal y no dude ni un minuto, y viajé a Lima para enrolarme al Muni, e hicimos una buena campaña.

 
Muni 1990: Iván Sopegno, era el arquero titular, también aparecen Jiménez, Garrido, José Soto, Morán, y Espino. Agachados: Guillén, César “Ratón” Rodríguez, Aimetta, Alfaro y Quevedo.

Jugaste junto a tus compatriotas Horacio “La Pepa” Baldessari y el goleador Mario Aimetta…

Así es, además tuvimos un gran equipo. Recuerdo que fue la primera vez que dirigió el Ramón “El Loco” Quiroga. Si bien comenzamos con el profesor Juan José Tan, poco después por decisión dirigencial, entró “El Loco”, y tuvimos una buena campaña, inclusive terminamos punteros la primera rueda del Metropolitano 1990.

¿Qué recuerdas de ese equipo?

Tuvimos grandes jugadores. Por ejemplo, César “El Ratón” Rodríguez, un espléndido jugador; Julio Jiménez, él las peleaba todas; , los hermanos José y Jorge Soto; que después destacaron en el fútbol peruano e internacional; Morán, “El Gato” Espino, Guillén, Alfaro y el pequeño y genial Willy Quevedo, entre otros.

Para los que seguimos a la AKD en los 90, recordamos ese partido contra Alianza al término de la primera rueda…

Fue un gran encuentro. Tuve una muy buena tarde, saqué todas las pelotas. Recuerdo que fue a estadio lleno, y como siempre, nos acompañó a una gran cantidad de hinchas, como en todo el torneo.

Recuerdo además que, en ese partido, me doblé el tobillo; no podía más, lo recomendable hubiera sido salir, pero no lo hice. Aun en el piso, se me acercó Baldessari y me dijo: Ché, apuráte y juega, eso no es nada. Además, cuando acabemos te invito un asado para celebrar la punta del torneo…

¿Y cumplió con la promesa?

Mira, seguí jugando, pero jamás cumplió. Baldessari era más duro para cobrarle… jaja.

 
Cuando vestía la camiseta edil en 1990

¿Qué recuerdos guardas de la hinchada?

Los mejores. Eran realmente seguidores. En la calle los hinchas me detenían, hablaban conmigo, me deseaban suerte; eso me hizo sentir muy cómodo en Lima.

Además, es una hinchada tradicional, es decir, fieles seguidores de una herencia deportiva, de padres a hijos y a nietos; es decir, una verdadera familia. Eso hace a mi “Muni” un equipo de tradición, algo que muchos otros clubes quisieran tener.

Municipal en Perú es un equipo de abolengo, algo así como Talleres en Córdoba, que pese a estar pasando ambos por un mal momento deportivo, la hinchada nunca los abandona ni abandonará…

¿Te hiciste hincha de la Academia?

Cómo no hacerlo, el “Muni” tiene muchas cosas alrededor que te enamora. Un arraigo increíble.

 
Iván Sopegno, rescatado después del secuestro en Guatemala. Foto: Cortesía Guatefutbol.com

Te comento que hoy transitamos por nuestro peor momento, estamos en la Copa Perú, algo como la tercera división…

Es lamentable, pero estoy convencido que es temporal. Desafortunadamente, a veces situaciones de ese tipo ocurren por temas dirigenciales, pero estoy seguro que el “Muni” sabrá superarlos, además cuenta con una hinchada espectacular que debe ubicarse en la primera línea por devolver al equipo a la división que por jerarquía le corresponde. Y pronto, te aseguró, volveremos a llenar estadios.

Además, por lo que conocí en Lima, estoy seguro que existe gente, descendientes, padres, hijos o abuelos, con solvencia que pueden invertir, y con ellos, buscándolos, podremos lograr el objetivo.

Gracias Iván por estos minutos y por mantener latente ese cariño al club

No hay nada que agradecer. Desde Guatemala les envío un gran saludo a todos los hinchas del Deportivo Municipal de Lima y un agradecimiento a ti y a LOS LOCOS DE SIEMPRE por esta entrevista. Siempre a sus órdenes.

www.loslocosdesiempre.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.