Real Unión de Villa María del Triunfo. Foto: Cortesía Club Real Unión

Este es un caso a tener en cuenta y conocer, pues puede repetirse durante en cualquier instancia del de la Copa Perú. El caso involucra al novel elenco del Real Unión de Villa María del Triunfo (VMT).

Se jugaba la segunda de la primera fase del torneo . Era 16 de mayo y el elenco de VMT visitaba en San Juan de Lurigancho a la Academia Espinoza.

Secuencia de la Agresión durante partido entre Real Unión y Academia Espinoza de SJL. 

Jony Sánchez, presidente del Club Real, comentó a LOS LOCOS DE SIEMPRE, que jugados 70 minutos del encuentro, su equipo caía 2-1 y se había volcado al ataque en busca del empate.

Y previo a un tiro de esquina a su favor, el juez de línea fue agredido por un espectador simpatizante del cuadro local. Le lanzó una piedra al lineman a un metro de distancia, imposibilitándolo a continuar con el encuentro.

En el tumulto, el agresor desapareció del lugar, y el árbitro decidió suspender el partido faltando poco más de 15 minutos.

Los tres jueces se retiraron a los camerinos y no salieron hasta que el lugar fue desalojado.

“Esperábamos que se aplique el reglamento, y que en el informe del árbitro contuviera un relato de los hechos, para que la de Justicia de la Liga Provincial de Lima, sancionara a quien correspondía, el equipo local”, nos menciona Sánchez.

El directivo del Real Unión presentó el reclamo correspondiente. Sin embargo, extraoficialmente se entera quince días después, tras la cuarta y última fecha para ellos, que la Comisión de Justicia había emitido una resolución.

“La resolución decía que el partido en cuestión concluía con el marcador de 2-1 en nuestra contra y simplemente se le llamaba la atención al club Academia Espinoza”, manifestó el directivo.

Empero, para Sánchez existen algunos temas extraños. El árbitro agrega en su informe una hoja adicional, escrita a máquina, y narra los hechos, inclusive consiga los nombres y apellidos del agresor, y asegura que pertenecía al club Estrella Roja, también de SJL, que había jugado el partido anterior frente al Real Atocongo de Pachacamac.

De esta manera, afirmó, el club Academia Espinoza no tenía ninguna responsabilidad en los hechos. Inclusive –anotó- que el agresor había estado libando licor desde muy temprano, y que agredió al presidente de la liga de SJL, coincidentemente directivo de la Liga Provincial de Lima, algo que no podía saber, pues él se retiró inmediatamente luego de ocurrida la agresión.

Lo increíble, anota, es que estos hechos no fueron consignados en la planilla de juego como correspondía hacerlo con su propia letra.

“¿Cómo el árbitro pudo conocer los nombres y apellidos del agresor en tan corto tiempo? Sin duda, se nota que el informe fue influenciado”, puntualizó.

El dirigente de VMT refirió que ha presentado el reclamo correspondiente ante la Comisión de Justicia de la Liga de Fútbol para que se apliquen las sanciones correspondientes.

Cuestionó que se haya programado los partidos de la Academia Espinoza frente al reclamo y consideró que la Comisión de Justicia tendría que fallar decidiendo que se jueguen los 15 minutos faltantes o darle el triunfo a su equipo, porque fue el afectado por estos hechos.

“En ese partido no hubo ni policías, pero cuando nosotros jugamos en Villa María se nos exigió la presencia policial, en caso contrario no se jugaban nuestros partidos. Aquí no se mide con la misma vara a todos”, dijo mortificado Sánchez.

El Real Unión quedó eliminado del torneo al solo alcanzar seis puntos, uno menos que la Academia Espinoza de SJL.

Ciertamente, un caso a tener presente, y estar atentos porque cuestiones de este tipo siempre son denunciadas en este torneo; y el Muni –cuando intervenga- no puede verse afectado por estas malas mañas que nos tiene acostumbrado el fútbol peruano.

www.loslocosdesiempre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.