La Banda del Basurero en los años 90. Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

En estos momentos de frustración y depresión, siempre hay quienes hablamos con el corazón, y sobre todo si lo que decimos se refiere al amor de nuestras vidas.

Les presento un comentario de un hincha, un fanático, como nosotros, un compañero de miles de batallas, un camarada en las derrotas y compatriota en los triunfos de esta nación llamada MUNICIPAL…

Percy, El Chorry para sus amigos, escribió un post que debe ser resaltado, que firmamos con nuestra sangre, porque esos guerreros de los noventa y los de antes, como los de ahora, sabemos que tenemos un pacto sagrado que no se romperá por un descenso más o por nuestras discrepancias o puntos de vista distintos…

Con ustedes, El Chorri…

La verdad no es momento de buscar culpables, tampoco de pensar que ya desaparecimos. Lo que pienso es que ha llegado la gran ocasión de poder sacudirnos de toda la mierda que hemos tenido durante tanto tiempo.

Duele como mierda pensar que el “Muni” está en lugares donde no debería estar, sin embargo, el dolor puede ser mayor si lo dejamos desaparecer.

El Muni, sí el Muni no debe ni puede desaparecer, este equipo de Franja Roja ha sido capaz de darme los momentos más felices de mi vida y los más amargos también.

Me ha dado mis mejores amigos y muchas decepciones de quienes creí que eran mis amigos, pero igual lo sigo queriendo, lo quiero como si me estuviera enamorando otra vez, como si nada hubiera pasado, porque esto no es moda, es un sentimiento que se lleva dentro y no se puede sacar.

Hoy les pido a todos los hinchas de verdad, que el domingo vayamos al estadio y alentemos hasta que las gargantas no den más, que escuche todo el mundo que aquí hay una hinchada diferente, que estamos hechos de piedra carajo, que nadie nos va a doblegar porque sufrimos otro tropezón, que nadie se va a burlar porque le sacamos la conchasumadre, porque al Muni se le quiere y se le sigue, no importa donde juegue ni cuánto nos haga sufrir.

Te amo Muni de mi vida, como a mi viejita, como a mis hermanos, como a mi viejo que me enseñó a quererte, como nunca amé a ninguna mujer y por una parte estoy tranquilo porque a pesar de todo te volveré a ver dentro de 4 meses, en otras canchas o en otras ligas, pero te veré, sin esperar todo un año y entonces a pesar de todo lo malo, con mi corazón en la mano y con la garganta afilada te volveré a gritar…

¡¡¡VAMOS MUNI CARAJOOOOOOOO ¡¡¡

www.loslocosdesiempre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.