Los Locos de Siempre

Todos los del Muni sabemos que nuestra pasión puede ser imitada, pero nunca superada. Nadie, salvo aquel que siente realmente la Roja, puede entender que exista una hinchada que pese a los problemas de décadas y a estar jugando el fútbol amateur, nunca falte a su compromiso y esté al lado de su equipo hasta el último suspiro de la vida.

Todos los que somos ediles lo sabemos, y eso lo deben entender algunos jugadores. Muni está en la Copa Perú por cuestiones del destino y graves yerros dirigenciales, pero eso es un accidente, nuestra historia y jerarquía nos obliga a recuperar lo que otros perdieron por no presentarse a la cancha.

Señores, ustedes tienen la oportunidad de escribir y pasar a formar parte de la historia del fútbol peruano, ser grandes de verdad; el pertenecer al Muni no es un trabajo más, es defender una insignia y unos colores que los engalanaron a grandes como “Caricho” Guzmán, “Vides” Mosquera, “Tito” Drago, Hugo Sotil, entre otros.

La Copa Perú, y el estar en Municipal, debe significar dejar hasta la última gota de sudor en la cancha, matarse por no perder una pelota, generar fútbol vistoso y de filigrana. La exigencia es superlativa, y ustedes tienen que tener ese nivel.

Entonces, aquí no hay excusas. Nadie en la tribuna entenderá que la cancha estuvo mala, que el físico ya no me da y no pude correr; ni que jamás me dieron la pelota o me cometieron falta.

Los once que salen al gramado deben mentalizarse que son un ejército espartano, que detrás existen miles que dependen de ustedes; muchos que juntan sol a sol, con mucho esfuerzo, para comprar una entrada el fin de semana.

Señores jugadores, ustedes tienen todo lo que un futbolista profesional quisiera. Están al día en sus pagos, concentran antes de los partidos, ya quisieran muchos de nuestros adversarios estar en el lugar de ustedes, y ellos estoy seguro, que matarían por estar en sus lugares.

Ayer, mientras ustedes se retiraban al hotel a descansar, muchos de sus colegas buscaban a sus dirigentes para que les dieran algo de dinero para llevar a casa.

Mientras ustedes cenaban en la concentración, otros retornaban incómodos junto a sus parciales, en buses abarrotados.

Todavía estamos en la pelea, y esperamos mucho de ustedes. La hinchada, así como respalda, exige; y nuestra exigencia es golear este domingo; no dar por perdida ninguna pelota.

Este domingo ustedes deben demostrar que son merecedores de vestir nuestros colores, nosotros los apoyaremos, y si nos toca morir, moriremos de pie…hasta el final…

www.loslocosdesiempre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.