7_bdb.jpg

 

LOSLOCOSDESIEMPRE.COM queremos iniciar nuestra sección #Municipal80años con un escrito de nuestro amigo y directivo Hernán Garrido-Lecca; economista, exministro de Estado, pero sobretodo fanático del Deportivo Municipal. Hoy por la tarde envió este mensaje que queremos compartir con todos ustedes. Lo leímos y lo que dice Hernán es nuestro sentir y creemos que de todo edil en el Mundo.

 

Queridos hermanos en La Franja:

 

Nos une algo muy profundo: nos une la marca, la marca edil en el alma.

 

Estoy seguro que todos y cada uno de ustedes recuerdan sus primeros partidos de fútbol en un parque, en la calle o en el colegio. Había dos opciones para hacer los equipos: o regían, o decían: « contra » y, listo, nosotros éramos una especie marginal.

 

También era común que viniese una persona mayor y nos preguntase: «Y tú, eres hincha de la U o del Alianza». Y nosotros, orgullosos y hasta desafiantes, contestábamos: “No, yo soy hincha del MUNI (carajo)”. Y con cierto desconcierto, sutil admiración y sublime envidia, nos sonreían en silencio y cambiaban de tema. A veces creí que hasta dábamos miedo. Éramos los raros.

 

Sí, hemos sido y somos «bichos raros». Todos y cada uno de nosotros hemos demostrado ser distintos, no quisimos ser «como los demás». Abrazamos una camiseta con pasión e hicimos votos, como sacerdotes, de por vida. Nosotros no somos , somos devotos. Estamos unidos, insisto, por esa «marca en el alma» que el resto del mundo no entiende. Algunos, muchos, nos ven con simpatía pero, en el fondo, saben que tampoco podrían ser como nosotros.

 

Y ahora, aquí estamos, en este hermoso sueño colectivo que es ver al Muni campeonar una vez más. Vamos bien. Falta, pero vamos bien.

 

Ayer tuve un mal día. Muy malo. Pero llegó ese gol de Bulos. Es increíble lo que el Muni puede hacer por mí, por nosotros. Me cuesta explicarlo. Creo que solo ustedes me pueden entender. Un segundo antes estaba muy triste, un segundo después del gol sentí que podía resolver todo. Ni siquiera estaba en el estadio. Lo veía por televisión, pero grité fuerte, con ganas de que me escuchase todo el mundo, que todo el planeta supiese que allí cerca había uno de esos LOCOS DE SIEMPRE, orgulloso, feroz, incansable, inderrotable, como todos los hinchas del Muni.

 

No se si existe «inderrotable» (que no es lo mismo que «invencible») pero lo que sí sé es que ad portas de cumplir 80 años, nosotros podemos ganar, empatar o perder un partido, pero quienes llevamos la «marca edil en el alma» somos INDERROTABLES ante la historia.

 

Gracias a todos. Ayer iba a ser un día triste. El . Hoy es un día hermoso.

 

Quiero al Muni, los quiero a ustedes.

 

Hernán Garrido-Lecca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.