Foto: Enzo Mori/LOSLOCOSDESIEMPRE

¿Crónica de una muerte anunciada?, nos preguntábamos al recordar el partido del sábado en Matute, donde el primer tiempo salimos a jugar con el mismo once titular con el que ayer Deportivo Municipal cayó goleado 0-3 ante Colón de Santa Fe, y la verdad, ni el sábado ni ayer dio resultados.

Martes 19 de marzo, desde la mañana –como todos los hinchas ediles- esperábamos con muchas ansias la noche. “Hoy juega ”, pensaba. Nos tocaba enfrentarnos por la contra Colón de Santa Fe, ese equipo argentino que juega en el Cementerio de los Elefantes.

Llegaron las 18:30 horas, entradas impresas, subimos al auto y nos dirigimos al Estadio . Veíamos ediles de todas las edades llevando la franja en el pecho, porque, como dice la canción, el “Muni es mi pasión”. La emoción se apoderaba cada vez más. De pronto, reviso mi celular para ver la hora y me aparece una noticia que decía: “Once confirmado del Deportivo Municipal: Rivadeneyra, Ampuero, Zela, Vilchez, Rabanal, Arévalo, Flores, Larrauri, Buitrago, Bogado y Bulos”.

Foto: Enzo Mori/LOSLOCOSDESIEMPRE

Aquí nuestro primer error, exactamente el mismo cuadro que salió la fecha pesada. Un cuadro que no funcionó, que no lograba alimentar a Bulos, que se replegó, que no podía tenerla. La fe al Muni es incondicional así que, a pesar del planteamiento creíamos en la posibilidad de un resultado positivo.

Vimos que Colón trajo bastante hinchada. Nosotros, como siempre, con el aliento infinito de la gloriosa y radikal Banda del Basurero. Nos acomodamos y empezamos a aplaudir y a gritar voz en cuello esa frase sagrada: “Echa Muni…”.

Pitazo inicial.

Nuestro primer remate llega en el minuto 3. Rabanal viene por la izquierda y trata de asistir a Bogado, quien la golpea de cabeza y la manda desviada. A los 11’ le tocó a Colón, Chancalay tira un derechazo de fuera del área que queda demasiado alto. El partido continúa sin mayores ocasiones por parte de ambos equipos.

Foto: Enzo Mori/LOSLOCOSDESIEMPRE

Va parejo. No lográbamos generar, pero ellos tampoco. La teníamos más, Zela cortaba las jugadas oportunamente, teníamos salidas por banda. Nos falta definir, cuidarla, ser más rápidos que ellos. De pronto, empezamos a perder el control del partido. Salíamos jugando, nos la quitaban y generaban contras.

Minuto 42, remate de fuera del área del equipo rosarino que queda desviado. Minuto 43, vuelven a llegar al área y Marcelo Estigarribia pone el primero para Colón. Me dolió, nos dolió, no lo esperábamos. No pasa nada, esto recién empieza. 45 + 2´, los rojinegros vuelven a tener un remate, fallido, termina el primer tiempo.

No fue lo que esperábamos, pero la ilusión no se iba: La Academia estaba jugando un torneo internacional y estábamos ahí con ella por que nosotros también somos Muni.

Segundo tiempo.

El sabalero entró recargado. En el minuto 52, Rodríguez se reivindicó después de su primer remate desviado y pone el segundo para Colón. Se repetía la historia del sábado. Nosotros no nos achicamos y gritábamos más fuerte: “Echa Muni”. Un marcador en contra jamás nos intimidó. Seguimos jugando, pero el control del partido le pertenecía absolutamente a los rosarinos. Estábamos perdidos en el campo, no lográbamos tocar, no nos ordenábamos, se puso crítica la situación.

Foto: Félix Paz /LOSLOCOSDESIEMPRE

Minuto 55´ tres cambios en simultáneo: Regalado por Larrauri, Murillo por Bogado y Cabrera por Flores. ¡Exactamente los tres cambios del partido pasado! Hasta este momento, el encuentro era una réplica exacta del jugado contra Alianza Lima. Empezamos atacando al arco sur con el mismo once, nos hacen un gol en el primer tiempo. Segundo tiempo salimos sin cambios, nos hacen el segundo y realizamos los tres mismos cambios. ¿acaso también lo que venía sería igual? ¿Lograríamos un ? ¿Cuál era el plan del Chino con su propuesta de juego?

Entran a la cancha los cambios y aportan frescura al campo. Regalado y Murillo entran con vehemencia única y en menos de un minuto generan fútbol, se meten hasta puertas del área y en el 57´ Murillo remata de zurda. En el mismo minuto la recuperamos y Cabrera remata con la derecha, pero el remate se desvía ligeramente por el palo izquierdo. Parecía que entraríamos de lleno al juego, que podíamos cambiar la situación, pero no.

No dejábamos de intentar, pero hoy no era nuestro día. Nuestra defensa andaba perdida, Arévalo no estaba preciso, Buitrago no culminaba bien las jugadas, Bulos no lograba controlar las bolas largas y no tenía de quien recibir balones cortos, y los más importante, no rematábamos al arco. Seguíamos intentándolo. Esto es Muni y se pelea hasta el final.

En el 66´ Murillo vuelve a intentarlo. Nos hizo levantarnos de nuestros asientos, aplaudirlo, casi hasta gritarlo, pero pasó desviado por pocos centímetros del palo derecho. No nos salía una, pero quedaban 30. En menos que eso habíamos salvado el partido la última vez. Minuto 70´ Rodríguez da un pase a profundidad, Bernardi controla, derechazo desde el centro del área, gol.

Foto: Enzo Mori/LOSLOCOSDESIEMPRE

El equipo rosarino pone el tercero y con esto sella el partido. Golpe anímico duro para nosotros. Los argentinos gritaban sus arengas y cantaban alegres. Nosotros no podíamos contener la tristeza. Habíamos venido a ver a nuestra franja brillar, pero el partido aun no acababa. Les tocaba a los jugadores sacarse la mugre por La Academia y a nosotros alentarlos hasta los 90 y más. 71´ la Academia quiere despertar y Bulos remata al arco, pero sale desviado.

 

Minutos finales

Comenzamos a perder la calma y a buscar el gol a como dé lugar. 74´ el Cacha le pega al arco de fuera del área, pero no fue gol. 76´ remate de Buitrago y luego uno del Cacha. Todo lo que no habíamos rematado al arco en los minutos anteriores queríamos remediarlo en estos minutos finales, pero andábamos perdidos y ya con todo en contra.

78´ llega nuestro último remate del partido por parte de Italo Regalado, el cual se desvió por el palo izquierdo. Los minutos que siguieron es mejor dejarlos para el olvido. Nos pasearon. No hace falta entrar en detalles. A los 90 + 3 llega el pitazo final.

Foto: LOSLOCOSDESIEMPRE

La tristeza se apoderó del ambiente, pero una derrota no nos mueve ni un pelo.. y el aliento continuó en Oriente, la Banda del Basurero dejó la garganta y despidió al equipo. Salimos del estadio, tristes, con bronca, no era necesario decir nada; perdimos porque jugamos mal; pero peores momentos hemos enfrentado… a levantarnos Acadé.. aun faltan 90 minutos.. y nada está dicho.

Mariafe Serra Gamarra

©LOSLOCOSDESIEMPRE

LOSLOCOSDESIEMPRE te recomendamos

Nos patearon. Muni cayó goleado ante un limitado Colón de Santa Fe

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.