Adrián Ascues marca de penal el transitorio 1-2. y besa la camiseta.

Deportivo Municipal mostró hoy, nuevamente, su incapacidad de ganar, pero lo peor, evidenció su endeble estado de reacción y cayó goleado 1-4 ante la Universidad César Vallejo en el Iván Elías Moreno de Villa El Salvador, en final del Apertura 2022.

Hoy, el equipo y la «conducción técnica» tuvo el peor partido de la temporada, y se puedo apreciar desde los primeros minutos, en que la visita salió con todo en busca del triunfo, y nuestra zaga mostró lo débiles que somos, por algo, es la que más goles recibió en esta primera parte de la Liga 1.

El «entrenador» Hernán Lissi nuevamente experimentó en la defensa, es cierto que no pudo contar con algunos elementos, pero lo cierto es que nunca logró encontrar solidez en la parte más importante del equipo. Ya dicen los entendidos: los equipos se arman de atrás apara adelante.

Lo poco rescatable del partido el amor propio de Adrián Ascues que intentó y descontó vía penal a los 51. Y esperamos que ya se haya renovado por algunos años más a Ascues, lo que sí es prioritario, y dejar partir a varios que no marcan la diferencia pese a ser extranjeros.

La UCV marcó por intermedio de Jairo Velez (11′), Luiz da Silva (40′), Yorleys Mena (67′) y Osnar Noronja (87′).

No vamos a pedir la salida del «cuerpo técnico» porque eso lo ve «la administración», pero sí que se tenga respeto al hincha, al que paga la entrada. Se puede ganar, empatar o perder, pero dejar todo en la cancha; y eso no se ve en la cancha.

La absurda e irresponsabel expulsión de Jorge Bazán evidencia que las cosas no marchan.

Los hinchas queremos una explicación de «la administración» sobre este momento deportivo. Y así como sacan comunicados contra la directiva por sus cuitas internas o contra ex directivos, pero sin reconocer que «la firma del de administración se hizo al caballazo y por personas a quien no le correspondía», expliquen qué harán ante estos resultados, eso sí están en la obligación moral de hacerlo.

LOSLOCOSDESIEMPRE