Juan Manuel “Camioneta” Olivares. Foto: Cortesía Don Balón

Juan Manuel “Camioneta” Olivares. Foto: Cortesía Don Balón

“Camioneta, camioneta, camioneta, camioneta, camioneta”…, era el cántico que le dedicaba la barra cuando salía a la cancha. Es Juan Manuel Olivares Dordan, ex defensor del Deportivo Municipal, y uno de los últimos grandes zagueros que tuvo el club.

Dejó el fútbol profesional el 2001, después de vestir la gloriosa Franja Roja, y ahora trasmite sus conocimientos en Estados Unidos, en el ConquistAmerica Soccer Club South, donde se desempeña como y Director Deportivo. El tiempo ha pasado, pero “Camioneta” recuerda al “Muni” y a la hinchada, como si aun defendiera nuestros colores.

“Camioneta” celebra su gol ante la U el 19 de octubre de 1998

“Camioneta” celebra su gol ante la U el 19 de octubre de 1998

Hola, Juan Manuel. ¿Cómo te ha tratado la vida?

Muy bien, gracias. Ahora radico en Orange County, al sur de Los Ángeles, California, y ya han pasado más de 8 años. Tengo tres hijos y estoy felizmente casado.

Que rápido pasa el tiempo, parece que fue ayer tu debut en Cerro de Pasco, allá por 1993…

Cierto, mi debut en la primera del “Muni” fue en ese año, lamentablemente perdimos 2-1 en un partido muy difícil, pese a que contábamos con un equipo super experimentado, con José Antonio Trece, Carlos “Chani” Cáceda, Carlos “El Mostro” Castro, “El Pato” Cabanillas, “El Cholo” Jiménez, Roberto “El Marajá” Arrelucea, mi padrino Eugenio La Rosa, y Nolberto Solano, entre otros.

¿Cómo surge el apelativo de “Camioneta”?

Viene desde muy niño, cuando acompañaba a mi papa a jugar fulbito en el Regatas. A él lo conocían como “Camión” y yo, por ser su hijo, pase a ser conocido como “Camioneta”. Mi padre nunca jugó en la profesional, pero cuentan que era muy fuerte y aguerrido para jugar. ¡¡¡Creo que herede esas virtudes!!! 

“Camioneta” con el equipo de 1994. Foto: Archivo personal de Juan Manuel Olivares

“Camioneta” con el equipo de 1994. Foto: Archivo personal de Juan Manuel Olivares

¿Qué recuerdos guardas de tu paso por el “Muni”?

El Deportivo Municipal es el equipo que dejó una huella imborrable en mi vida y me dio la oportunidad de hacerme conocido, además de debutar en la primera. Saben, pase muy buenos momentos y también de los malos. A mí me eligieron después de pasar pruebas de cuatro días entre más de 120 futbolistas y fui el único que firmó fui. 

“Camioneta” el día de su debut en Cerro de Pasco. Junto a Miguel Magallanes y el “Charapa” Céspedes. Foto: Archivo personal de Juan Manuel Olivares

“Camioneta” el día de su debut en Cerro de Pasco. Junto a Miguel Magallanes y el “Charapa” Céspedes. Foto: Archivo personal de Juan Manuel Olivares

Debutaste, y ganaste el Campeonato Intermedio…

Así es. Pasé a formar parte del equipo que fue convenientemente conducido por el profesor Rufino Bernales, y recuerdo que en el Muni del 93 jugaron, además de los mencionados anteriormente, Franco Navarro, “El Venado” Aguirre, Julio Cesar Antón, “El Flaco” Lanatta, Guillermo “El Loco” Ferrari, Cesar “El Rayo” Loyola, Jesús “El Gato” Purizaga y Miguel Ego Aguirre.

Era un equipazo y los jóvenes éramos Solano, Miguel Magallanes, Jhonny Vidales, Mujica y Yo.

“Camioneta” enfrenta a Alianza en 1998. Foto: Archivo personal de Juan Manuel Olivares

“Camioneta” enfrenta a Alianza en 1998. Foto: Archivo personal de Juan Manuel Olivares

Luego vino la Franja “Millonaria”…

Sí, fue el 94, hubo una inversión grande por parte del entonces alcalde Ricardo Belmont, y donde estuvo “Pepe” Aramburú. Llegaron al equipo Ronald Baroni, Ricardo Besada, César Charún, “Bimbo” Ávila, Alfredo Carmona, Jerry Tamashiro, entre otros…

Recuerdo mucho 1994, porque el “Muni” me permitió ser elegido como la Revelación del Año y ser convocado a selecciones Sub-23. 

Juan Manuel lucha el balón en un recordado partido contra Cristal. Foto: Cortesía Diario El Balón.

Juan Manuel lucha el balón en un recordado partido contra Cristal. Foto: Cortesía Diario El Balón.

Trasladándonos en la máquina del tiempo, recordamos ese gol de cabeza que le marcaste a la “U” en el Callao el 1998…

Disfruté muchísimo ese gol. Era un punto importantísimo, pues veníamos muy mal, además de estar en ese momento con nueve hombres. Por mi cabeza pasaron muchas cosas; eran momentos muy duros los que vivíamos con el equipo y el profesor Ramón Quiroga. 

Contra Bella Esperanza el 2001. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

Contra Bella Esperanza el 2001. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

El 2001 integrantes el equipo que buscó el ascenso, pero no se logró el objetivo… 

Ese año pese al apoyo de los hinchas y al esfuerzo de Titín y su cuerpo técnico; y la entrega de los jugadores, no alcanzó. Recuerdo que ese año dijeron que un dirigente allegado al gobierno iba a asumir la presidencia y poner dinero; nos reunimos en la casa de Rickets con algunos jugadores importantes, Silvestri, Carmona, Tamashiro, y ese supuesto dirigente jamás apareció.

Yo no arreglé y me dedique a otras cosas, después a la cuarta o quinta fecha me animaron mis amigos y Titín, y volví. Yo mismo hice mi contrato en mi computadora y ni me preguntes quien lo firmó, pues no sabíamos quienes eran los dirigentes.

Jugué cuatro meses y solo cobre 15 días. Asaltaron mi negocio, me robaron todo, por eso dejé el fútbol y me vine a vivir a Estados Unidos… Trabajé nuevamente casi gratis para el Muni… 

Con el equipo de 1998. Foto: Cortesía Don Balón

Con el equipo de 1998. Foto: Cortesía Don Balón

Fuiste uno de los últimos grandes defensores que tuvo el equipo y ocupas un lugar dentro del recuerdo del hincha. 

El “Muni” tiene eso… muchas veces las campañas son malas, pero el hincha es fiel y apoya, entiende que quizás las condiciones y las diversas situaciones que viven sus jugadores no son las mejores para la alta competencia y lo único que piden es entrega y darse integro por la Franja.

Eso a mí nunca me faltó y la gente siempre reconoció mi entrega y esfuerzo en cada partido y jugada, aunque a veces mi rendimiento no fuese el ideal. 

Capitán la noche que el Muni le ganó 2-0 a Alianza en 1998. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

Capitán la noche que el Muni le ganó 2-0 a Alianza en 1998. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

¿Qué recuerdo guardas de la hinchada y de la BDB? 

Los mejores. Yo empecé y me retiré joven en el “Muni” y solo recibí muestras de cariño y apoyo en las buenas y malas…

A los hinchas del “Muni” yo los admiro, pues siempre están pese a todo. Muchos podemos a veces renegar del dinero que nos debe el “Muni”, pero todos queremos que esas situaciones terminen y a la Institución le vaya bien y los malos manejos e improvisaciones se acaben para que la Franja vuelva a primera y nunca más baje. 

En Matute con esa hermosa camiseta Adidas. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

En Matute con esa hermosa camiseta Adidas. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

Siempre formulo esta pregunta: ¿Es cierto que jugador que pasa por la Academia jamás la olvida porque se enamora de la hinchada?

Repito, es una hinchada fiel y sufrida que solo pide entrega y sacrificio en la cancha, no pide más allá de las posibilidades del Club y sus jugadores. Me acuerdo del EDIL…

Ahh, de Jorge Cabello, quien siempre paraba con “Arañita”…

Sí, un Hincha acérrimo y fiel de la Franja, con un silbido muy particular. Ambos morían por el “Muni” y siempre nos acompañaban a todos lados, junto a la Banda del , ¡¡¡que gratos recuerdos!!! 

Con la familia en Orange County, California. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

Con la familia en Orange County, California. Foto: Archivo Personal de Juan Manuel Olivares

Si bien jugaste por otros clubes, ¿cómo consideras a la Franja Roja dentro de tu carrera deportiva?

Jugué cuatro años en el “Muni”. Me hizo conocido el 93 y 94; me acogió de regreso el 98 con un equipazo que, lamentablemente, no llegó a caminar como se esperaba. Y volví el 2001 al equipo en segunda. Los malos manejos dirigenciales me obligaron a retirarme, pese a nuestro esfuerzo y el de “Titín” Drago. Pero el “Muni” fue y será siempre mi casa, y le tengo un gran cariño, por eso le deseo lo mejor.

La Academia descendió este año a la Copa Perú, y la desazón aún nos embarga…

Era la Crónica de una muerte anunciada. Los malos manejos uno tras otro, la improvisación y la falta de dinero te lleva a eso. Sentí mucha pena y tristeza, por mi equipo, por amigos y familiares hinchas, por el profesor Rufino y Alejandro Moran, y por toda la hinchada. Espero ahora todos se pongan de acuerdo y tiren para el mismo lado y sacar a nuestro club de esta situación lo antes posible.

¿Qué mensaje podrías enviarle a la hinchada?

Antes que nada, agradecer a LOS LOCOS DE SIEMPRE por esta entrevista, y de manera muy especial a la hinchada, por acordarse de uno, y que siempre me hayan brindado cariño, aliento y apoyo. Decirles que “Camioneta” Olivares guarda muy gratos recuerdos y tiene mucha fe de que el “Muni” va a salir de esta mala racha, porque nuestro club es más grande que sus problemas.

Por último, deseo a todos los hinchas de la Franja un 2010 lleno de alegrías y grandes resultados.

LOS LOCOS DE SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.