Todos los que callaron hace un año, ahora se rasgan las vestiduras. Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

Todos los que callaron hace un año, ahora se rasgan las vestiduras. Foto: LOS LOCOS DE SIEMPRE

En los últimos días hemos visto con indignación cómo los diversos medios de comunicación daban una extraordinaria cobertura contra la decisión de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP) de inhabilitar a uno de sus asociados por haber suscrito un contrato con una aerolínea distinta al esponsor oficial.

Vemos como ahora todos gritan, cuando antes callaron. Salvo honrosas excepciones, el año pasado, nadie dijo nada de las acciones tomadas contra Municipal y su derecho a exigir la vigencia de su contrato con Direct TV.

Vemos cómo hoy piden una solución, como antes lo hicieron para que el Congreso diera una ley que beneficia a dos clubes para que puedan pagar sus deudas con el Estado en cómodas cuotas durante 20 años.

El semanario Semana Económica trata el tema, y menciona lo que nos sucedió el año pasado.

“No es el primer caso de este tipo en el fútbol peruano. El año pasado, Deportivo Municipal tuvo un problema parecido en el torneo de Segunda División al tener firmado, desde el 2007 -año en el que jugaba en Primera División-, un contrato particular con DirecTV para la televisación de sus partidos”.

“Ocurría que la Asociación de Segunda División tiene un contrato particular con Cable Mágico vigente hasta el año 2010, por el cual, según las bases del torneo, es la empresa de cable de Telefónica la única que puede televisar partidos del certamen”.

La publicación señala que a diferencia de lo que ahora ha ocurrido con Universitario, Municipal llegó al torneo de Segunda División -tras descender desde Primera- con posterioridad a la firma de su contrato con DirecTV, por lo que podía esgrimir estar impedido por el sistema de cumplir su obligación privada y no -como ha hecho la «U»- estarlo desafiando con un contrato posterior.

Pero aun en ese caso, afirma Semana Económica, prima la lógica inicial: si una institución no está en condiciones de cumplir con los requisitos de un torneo, no puede participar en él.

Eso se aplicó al “”, y debe aplicarse también en primera división. No olvidemos que la Segunda División intentó, inclusive, desafiliar a la Academia por este tema. Al final, buscaron mil y una argucias, y lograron su objetivo, sacarlo del ascenso con el retiro de esos cuatro que los dirigentes no supieron defender.

Veremos en qué termina esta telenovela. Pero, de lo que sí estamos seguros, es que le buscarán una salida…

www.loslocosdesiempre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.