La del Deportivo Municipal a través de una carta, dirigida al Comité Consultivo creado por asamblea de socios para negociar el contrato con Edificaciones Inmobiliarias, devolvió a esta instancia el contrato propuesto hasta que cumpla con los presupuestos básicos de defensa a los intereses del club, que proteja la Casa Edil y que la propuesta no genere ninguna deuda futura.

“La devuelve este acto el contrato remitido por el Comité Consultivo a fin de que dicho Comité cumpla con el encargo dado por la asamblea de asociados y presente un contrato que cumpla con los siguientes presupuestos básicos:”

• Un contrato que se encuentre dentro de los parámetros de la propuesta de concesión deportiva presentada por la empresa Edificaciones Inmobiliarias con fecha 14 de enero de 2020 y reafirmada la magna asamblea de socios de fecha 3 de Marzo del 2020.

• Un contrato donde se proteja la Casa Edil, único bien inmueble de propiedad del Club, es inaudito que el Comité haya aceptado algo que ponga en riesgo la Casa Edil.

• Un contrato donde se establezca con meridiana claridad que el proyecto de concesión aprobado no va a generar ningún pasivo en contra del CDM, pues quien invierte lo hace bajo su cuenta, costo y riesgo.

• Un contrato en donde no se pacten cláusulas absolutamente inverosímiles que no tienen nada que ver con el proyecto original de concesión deportiva.

“En ese sentido, esperamos que usted tome las medidas correctivas necesarias para llegar a buen término y salvaguardando la voluntad de la asamblea de socios”, dice el documento dirigido al presidente del Comité, Samuel Astudillo.

Pero, ¿qué es lo que pasa?… si todo iba bien, todos se dieron la mano, y se avanzaba sin problema.

Un poco de historia. El 14 de enero de 2020, la empresa Edificaciones Inmobiliarias presentó al Club un documento a través del cual presentaba un proyecto para concesionar la parte deportiva; lo que fue aprobado por la asamblea del 3 de marzo y se nombró un Comité Consultivo, el cual debía negociar, evaluar y revisar con la empresa el contrato de concesión de la parte deportiva en plena concordancia con el proyecto aprobado.

Pero, el 4de Julio, el Comité Consultivo presenta la final del contrato y ya no era de concesión, sino un “Contrato de Administración e Inversión”, mediante el cual la empresa administradora La Franja Edil “invertirá” en el Club un mínimo quince millones de soles.

Pero, en el contrato se establece, que la empresa cobrará 12% de los ingresos del Club y el Club se obliga a devolver la “inversión” realizada por dicha empresa, es decir que el club debe devolver los quince millones de soles “invertidos”. ¿Qué? Sí, como lo leen.

En cristiano, la empresa quiere cobrar el 12 % de los ingresos generados por administrar el club; y teniendo como ejemplo que los ingresos anuales del Club son de aproximadamente tres millones de dólares; el club debería abonarles 360 mil dólares más IGV; cifra que al multiplicarse por 12 años, implicaría que nos quieren cobrar 4 millones 320 mil dólares, es decir, más de 15 millones de soles.

A eso, debemos sumar que la empresa pide que el club le devuelva los 15 millones de soles que anunció invertir, entonces, el club terminaría debiendo 30 millones con 120 mil soles. ¿Qué? Sí, exactamente. Una concesión significa que quien invierte asume el riesgo, si el negocio va bien o mal, pero aquí, se carga todo al club; entonces, mejor vayamos a elecciones y que el club mismo maneje sus recursos.

Y la cereza en el pastel es que la empresa solicita que se les autorice que la Casa Edil pueda ser hipotecada y dada como una garantía inmobiliaria, “sin reserva ni limitación alguna.”; es decir a sola firma podrían hipotecarla… No basta… ¿es en serio esto? La verdad que sí.

Hay otras perlas más… ya las daremos a conocer. LOSLOCOSDESIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.